José Garrido Lapeña, veedor

Días de viento







vaya airecico mas majo que hay hoy


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es la mejor manera de que en Zaragoza, se nos ventiles las ideas. M

Anónimo dijo...

Que bien has reflejado el frío y sobre todo el viento.J.Marín

Anónimo dijo...

Por días como estos, es el motivo, por lo que a los de Zaragoza se nos llamen, "cheposos". M

eduardo dijo...

me gustan mucho los días de cierzo, los prefiero a los días de niebla porque estos últimos me parecen más tristes, más grises, más hostiles: se alargan demasiado durante el invierno y eclipsan el sol en todo el valle

sin embargo, cuando sopla el cierzo, la ciudad se renueva y parece que se ventilan las ideas (como decía M), es una inyección de vitalidad, aleja todos los nubarrones y se compincha con el astro rey que derrama sus rayos sobre la ciudad (aunque es un sol tibio... que no calienta pero quema, como un día en la nieve)

has sabido captar con elegancia la fuerza de este viento frío tan característico de nuestra tierra; después de ver tus fotografías me han venido a la cabeza los cuatro leones de Francisco Rallo en el puente de piedra, que alzan sus cabezas con seguridad y templanza dejándose peinar por el cierzo, ¿quizá una metáfora de nuestra actitud ante las dificultades?

un saludo :)