José Garrido Lapeña, veedor

M.- 56

Como en todos mis cumpleaños me pongo un pelín nostálgico y con la inestimable colaboración de mi amigo Rafael, rescato el chiste que nos preparó Forges (a la sazón tío de Tomás) para ayudarnos a financiar nuestro primer viaje de estudios en el que no llegamos a China ni ná.
Aprovecho para rescatar el forgendro que me regaló un día, más o menos por la misma época.
Una nube con un nudo y un Lapeña.
Nada más.
T.- 56
As in all my birthdays I am a nostalgic and with the inestimable collaboration of my friend Rafael, I rescued the joke prepared by Forges (uncle of Tomás) to help us finance our first study trip in which we did not reach China, no.
I take advantage to rescue the Forgendro that he gave me one day, about the same time.
A cloud with a knot and a Lapeña.
Nothing else.

6 comentarios:

Rafael Noja dijo...

Siempre genial Forges. Gracias a la venta de ese chiste en forma de pegatina y de varios sorteos, pudimos obtener dinero suficiente para viajar gratis durante una semana a Galicia. Pero eso era 1975.

José Garrido Lapeña dijo...

Antesdeayer, más o menos.

Rafael Noja dijo...

Y muy felices 56, D.José, que los viva con salud, vigor y plenitud.

José Garrido Lapeña dijo...

Muchas gracias, Rafa, y tu que lo veas.

Anaximandro dijo...

Como ya te dije con retraso, y ahora te reitero con más retraso todavía, te felicito por tu 56 cumpleaños, aunque lo siento por las sufridoras señoras que esperaban su turno en los supermercados. Y ya le dirás algo a Forges de mi, a ver si me regala un chiste.
Un abrazo.

José Garrido Lapeña dijo...

Pues yo, querido Anax, te reitero mi sincero agradecimiento.
el hecho de esperar el turno en el supermercado en el que compro (que no tiene nada de especial) es compartido por señoras y señores y nunca me he colado en mi caza de números ni he prolongado su tiempo de espera, tampoco he provocado sufrimiento de ningún animal.
Respecto a Forges, puede que la última vez que le ví fuera en ese mismo año de 1975 año en el que mucha gente no había nacido ni siquiera un poquico. No obstante si vuelvo a coincidir con él en algún momento y lo considero oportuno, ten por seguro que le pediré un chiste para ti. ¿te vale oral?
Un abrazo sincero
José